Feed on
Posts
Comments

Libro de visita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    4 Responses to “Libro de visita”

    1. Mikel Burguete dice:

      Buenas tardes:

      Me gustaría ponerme en contacto con Ud. para plantearle unas cuestiones relativas a los molinos del Puente de Tudela en la Edad Media. Actualmente me encuentro realizando un trabajo de investigación como forma de concluir mis estudios de posgrado, y me sería de mucha utilidad poder hablar con usted y compartir algunas impresiones en lo relativo al dicho tema. Si no tiene mayor inconveniente, le agradecería que me proporcionase su dirección de correo electrónico para poder hablar detenidamente.
      Muchas gracias de antemano.

      Aténtamente.

      Mikel Burguete

    2. Ana Mª Esteban Díaz dice:

      Como tudelana que soy, quiero dar la gracias a Luis María Marín por su labor a nuestra ciudad recopilando su historia (para muchos desconocida), sus anécdotas y vocablos que muchos de ellos se están perdiendo con el tiempo y el “habla” de las nuevas tecnologías.
      Conozco a Sr. Luis María desde que yo era muy pequeña y sobre todo a su madre ya que mi padre era vecino de tienda en la misma calle. Una calle que cada vez que paso por ella me trae recuerdos de mi niñez: Cuando barría el trocito de acera de la tieda con mi pequeña escobita que mi padre me compraba en alguna de las cesterías que había en Tudela. Cuando la señora Encarna pasaba por la tienda y se me llevaba a su casa porque iba a hacer algún recado. O las veces que simplemente me pasaba yo a su tienda. Cuando llevaba un rato fuera de la tienda mi padre sabía donde busccarme o en la tienda de Vale o en la Positiva.
      Estoy leyendo el libro “El habla en la Reibera de Navarra”. Me encanta porque hay muchas palabras que las usaba mi abuela y por supuesto yo. Hay una de las palabras “albardar” con la que me ocurrió algo curioso y es entonces cuando me di cuenta de la importancia que tiene el habla con las poblaciones. Yo tenía familia en Zaragoza e iba muchas temporadas y un día fui a comer a casa de una amiga de mi tía. Cuando me recogieron mi tío me preguntó que había comido y como lo más normal del mundo le contesté: – Carne albardada”. Mi tío se empezó a reir porque no entendía el término que yo usaba y me decía que la albarda es la que lleva el burro. Yo tendría uno 8 años y cuando volví a Tudela le pregunté a mi abuela y ella me explicó que dependiendo de las zonas no todos usamos las mismas palbras para referirnos a las cosas. Desde entonces me encanta usar todos los vocablos que conocía y de esa manera intentar que no desaparecieran. Ya se que en este libro voy a encontrar muchos que yo no conozco pero intuyo que va a ser una experiencia muy didáctica y agradable.
      Muchas gracias por su trabajo y espero poder leer, sino todo, la mayor parte de sus publicaciones.

    3. Roser Sales dice:

      Me ha encantado conocer un poco más sobre la historia de Tudela. Mi bisabuela era natural de Tudela, aunque siendo todavía una niña se trasladó a Barcelona. Haciendo el árbol genealógico me he encontrado con que sus raíces estaban allí por lo menos desde el 1600. Qué bueno sería poder hablar con un cronista de esa época…
      Felicidades por el blog.

    4. Mª pilar dice:

      Buenas tardes Luis Maria; tengo en mis manos tu libro,( la tudela que yo vivi cuando era niño,) por cierto has hecho un trabajo formidable precioso y muy interesante, sobre todo por que ahora estoy haciendo el arbol genealogico de mi familia, he visto las fotografias y he visto una muy interesante, que para mi proyecto me gustaria tener, pero te pediria si tendrias alguna mas de esa zona, te explico se trata del paso a nivel que existia, en el camino del silo, que iva hacia la fuente la salud y ahora la nueva azucarera, enfrente de la caseta de fuerzas electricas habia la casilla donde vivia la persona encargada de las barreras, en este caso viviamos mi familia y yo, haya por los años 58 al 64, me gustaria mucho si entre tus fotos tendrias la citada casilla, me es inposible encontrar fotos por ningun lado. gracias.