Feed on
Posts
Comments

plazanueva

 

Número: 1005. Publicado el: Domingo, 12 de Diciembre de 2010 

 

Ciro Royo

Ciro Royo de joven / Plaza Nueva

Tudela. — Luis María Marín suele sacar todos los años algún libro sobre Tudela, el de este año es curioso, habla de Ciro Royo Barrera, un artista tudelano, que vivió desde 1885 a 1949 y que como bien dice en el título, ha quedado en el olvido. Un excelente pintor que se ganó la vida pintando cuadros en París, donde vivió 18 años.

Se trata de un libro de 136 páginas, muy bien editado, con abundantes fotografías tanto de cuadros del artista, así como de fotos de la Tudela que él conoció, en el que se publican 75 poesías del biografiado, la mayor parte referidas a dicha ciudad y que se puede comprar en las librerías de Tudela al precio de 10€.

Algunos datos biográficos

Ciro Royo fue hijo de Francisco Royo Duro, un maestro amante de los libros que montó aquí en Tudela una librería y taller de encuadernación en la Carrera para uno de sus hijos, Mauricio, mientras que a Ciro le dio estudios, para que se hiciese maestro igual que él, llegando éste a abrir una escuela en la ciudad.

La vocación de Ciro era literatura y la pintura, de manera que durante los años que estuvo en Tudela como profesor combinaba su profesión con otras actividades literarias y como dibujante. En los periódicos de Tudela de la época, comienzan a aparecer a partir de 1907 poesías suyas. En 1908 junto a su hermano fundaron un semanario literario en Tudela, que desgraciadamente tuvo una vida efímera, ya que solamente perduró un año, siendo cerrado en 1909.

Hace ahora exactamente cien años al celebrase el VII centenario de la batalla de las Navas de Tolosa, en un concurso histórico-literario que se hizo sobre ese acontecimiento, Ciro presento un trabajo que la Diputación de Navarra premiaba, concediéndole en diciembre de 1912 dos medallas.

Desde el año 1918 hasta 1936 vivió en París

Ciro comenzaba a ser conocido y de Tudela pasó como profesor al colegio de los padres capuchinos de Lecároz y poco después a Calatayud, aunque su vocación no era la de profesor. Por respeto a su padre mantuvo esta profesión mientras este vivió, pero al poco de morir, Ciro tomó la decisión de su vida y se marchó en 1918 a París a vivir de la pintura y aunque en principio lo pasó dificultades, logró abrirse camino e introducirse en ese mundo difícil del arte. Estuvo en París durante 18 años viviendo de los cuadros que pintaba y se le conocen varias exposiciones en la capital francesa.

En el año 1936 decidió volver a Tudela y con fecha 4 de abril el cónsul español en Francia certificaba que traía 92 cuadros pintados al óleo, haciendo una relación detallada de ellos y diciendo «…son obras ejecutadas por el artista español Ciro Royo Barrera, quien las traslada a España para figurar en varias exposiciones».

Durante todo el tiempo que Ciro vivió en París, no olvido a Tudela y no dejó de mandar poesías a los periódicos tudelanos y a la Revista La Avalancha de Pamplona. Una vez en Tudela, aparte de pintar algunos cuadros, se dedicó a escribir alguna obra dramática y publicar hasta su muerte poesías en los periódicos locales.

Luis María Marín con la meticulosidad que le caracteriza, informa sobre más de 300 poesías de Ciro Royo, su título y el periódico o revista donde fueron publicadas.

Puede visitar el articulo original aquí

Comments are closed.